Jugando de nuevo a “Palabras prestadas”

Cinco palabras, un poema, o como disfrutar jugando con ellas. Esta es la propuesta de Palabras prestadas, que cada 15 días propone para que quien quiera pueda participar, el premio es un libro, pero eso es lo de menos, lo interesante es conseguir que las palabras propuestas se diluyan en el texto, y no parezca que se metieron con calzador. A mi lo que me divierte de verdad es jugar con el significado, dándole otra visión y no la esperada. Llevaba ya tiempo sin participar y no hay que olvidar las buenas costumbres, sobre todo aquellas que nos hacen disfrutar.

LAS PALABRAS:

*(bruja, luna, monstruo, aguazul y pancake.)

MI PROPUESTA

No me digas que me quieres
golpeando tu zapato
contra el vientre

que no quiero escuchar

-otra vez-

el ruido sordo de las llaves
en la escalera

No me quieras tan intenso,
tan demente,
que se me salten los puntos
de tus caricias.

A golpes,
aprendo a mirarte desde el suelo,
como al monstruo
de mis noches de niña,
aún sabiendo,
que no amanece con pancake
sobre el hule de mi madre,
porque hace tiempo que las brujas
se quedaron en mis cuentos.

No sé si gritas
cuando cierro los ojos hinchados,
y salgo de mi cuerpo,
ese que golpeas,
con la cobardía
del que se cree más fuerte.

No fue bastante, me dices,
y me quieres muerta,
mientras me amas
como haría un loco
estrellando mi cabeza
contra la luna del coche.

Lloran conmigo
los gatos en la acera,
somos río
de dolor y lluvia,
cualquier tarde de otoño
desgastada y gris,
nos vertemos en el aguazul,
como un manantial
de tristeza

© Eva R. Picazo

PALABRAS PRESTADAS

(barra libre)

Hay una grieta
en el cemento que pisamos

reconociéndonos

como el reloj que ajustamos
al terminar el día

que nunca tiene suficiente

imagino escenas de ascensor
dedos que buscan el calor
dedos que arañan

cierra la puerta,
como si el cristal que nos delata
no fuera vidrio transparente,
como si los ojos detenidos
en cualquier piso,
cambiaran de dirección

rápido!

como si mi boca,
fuera de verdad mi boca,
jugando entre tus piernas

© Eva R. Picazo

(la estupidez no tiene días libres)

vamos a colocar al talento
en medio de la noche

solo

desnudo

hagamos que agache la cabeza,
que sienta vergüenza,
que se esconda,
que tenga miedo,
que la ciudad no sea bastante

hagamos
que no le contenga

destruyamos cada idea,
destrocemos uno a uno
el pensamiento,
la certeza de lo auténtico

-la luz primera-

vamos!
que nada brille si no es nuestro

que nada sea

© Eva R. Picazo

(nunca sé como hacer piedra el corazón)

bajo la piel
está creciendo un árbol,
estira sus ramas,
me penetra intensamente
y duele cada centímetro

se enrosca furioso
a lo largo de mis brazos,
bombeo desde fuera,
pongo el peso suficiente,
como si su fuerza
fuera un reto innecesario

él obstinado aparece,
me dibuja en relieve
y no sé si es él

o soy yo 

somos lienzo desnudo,
absurdos dibujos
en un mundo estúpido,
como arañas ciegas
tejiendo su casa

me está creciendo un árbol,
le alimento como a un niño
que acaba de nacer.

© Eva R. Picazo