cartas a un pez rojo

(III)

hay algo perverso en el ser humano,

una ausencia de verdad,

como si fuera más correcto

disfrazar la saliva y regalarnos,

como si al escucharnos

comprendiéramos

pero no lo hacemos

vivimos de mentira en mentira,

masticando dolor

la prudencia es una niña

con cara de asombro

contemplando el mundo

© Eva R. Picazo

Anuncios

(II)

un abrazo sordo,

un vacío de paredes y personas

lo recuerdo desde la sien

p a l p i t a n d o

dices:

⁃ allí estaré siempre

y siempre se me hace interminable,

imagino esa eternidad en un vaso

dos hielos solidificados

fusionándose

al tiempo que se derraman,

hay finales que no acaban

como ríos larguísimos

desembocando en mi

© Eva R. Picazo

(I)

hay algo roto en el silencio

allí donde la pupila baila,

vemos amor domesticado

como un animal primario

la necesidad de comprender

cuantos pedazos seremos capaces

de sostener en las manos

un cuerpo incompleto llora,

como lloran las heridas nuevas

haciéndose ruido en el mapa

como lloran estos ojos

tan estúpidos

tan ajenos a mi

© Eva R. Picazo